Lo que entiendo por soberanía

Lo que entiendo por soberanía

El texto propuesto sobre el cual trabajaremos hoy es:

Lo que entiendo por soberanía. Georges Bataille. Ediciones Paidós. I.C.E. de la Universidad Autónoma de Barcelona. Barcelona-Buenos Aires-México.

Traducción de Pilar Sánchez Orozco y Antonio Campillo. Barcelona, 1996.

Anotaciones previas, realizadas por mí, con párrafos tomados literalmente del texto de Bataille:

Defino la soberanía sin mezcla: el reino milagroso del no saber. (Pág. 68)

El arte es siempre la respuesta de la esperanza suprema de lo inesperado, de un milagro: por eso la medida del arte es el genio, mientras que el talento remite a los medios racionales, explicables, y cuyo resultado nunca tiene nada de inesperado. (Pág.72)

Por eso de una manera fundamental, vivir soberanamente es escapar, si no de la muerte, al menos de la angustia de la muerte. No es que morir sea odioso-pero vivir servilmente es odioso. (Pág. 83)

El hombre soberano vive y muere de la misma manera que el animal. Pero sin embargo es un hombre. (Pág. 83)

En efecto la subordinación está siempre sometida a la necesidad, la subordinación está siempre en el fondo de la pretendida necesidad de evitar la muerte. (Pág. 85)

Anotaciones en el encuentro de grupo:

El psicoanálisis como lo que se puede situar en el terreno de la ficción-es decir, de lo que se lee y de lo que se escribe-.

El psicoanalista está, o debe estar, en la posición de prescindir de la soberanía del objeto exterior, Recuperar la soberanía del propio sujeto.

Se trata de entonces, de restablecer el momento en el que nada importa salvo el momento presente. Proporcionando el momento soberano en el que se dispone del mundo.

Lo que propone un psicoanalista para despegar del sufrimiento, es el momento fascinante milagroso, donde se logra decir lo verdadero, lo que es tan necesario como el pan para poder vivir. Lo que pueda producir la efusión de la risa o de las lágrimas. Se trata en otras palabras de levantar la represión.

El psicoanálisis no propone una ciencia, sino dejarse enseñar por la acción misma. Lograr el privilegio de estar en acto, que no tiene las metas de almacenar un saber, ni para incrementar los conocimientos de la ciencia. Llegar a prescindir totalmente de la utilidad.

Proponer un espacio para que el conocimiento pueda tener lugar en el instante soberano. Lo que nos importa soberanamente es que el deseo nos permita gozar.

El instante milagroso en el que la espera se resuelve en nada.

Otros textos

Anorexia mental Anorexia mental Trastorno sintomático de la conducta alimentaria que se traduce principalmente en una restricción muy importante de la alimentación y cuya determinación, paradójica, parece unir una
Charla IV del 26 de febre... Introducción: 1. Dedico más especialmente el tramo de este seminario (si me puedo permitir, para nombrar estas charlas, el uso de un palabra religiosa…) a mi amigo
El crimen de las hermanas... El crimen de las hermanas Papín Barcelona 27 de febrero de 2015 El tema de esta noche gira alrededor de la servidumbre, y lo que hace que
Amor, deseo, pasión Amor, deseo, pasión La condición de todo amor es la de alcanzar el objeto de amor deseado, en este caso la pasión se apacigua, se atenúa, aunque
Charla del 30 de octubre ... Charla del 30 de octubre 2015 Introducción general: 1. La situación actual se caracteriza por: a) Un agotamiento aparente de la demanda de psicoanálisis en la sociedad
Los psicólogos Nota inicial: Repasando textos antiguos, me he encontrado con este que, escribí para participar en una Mesa Redonda, que tuvo lugar en las Terceras Jornadas de Deontología,
Canetti. Los Celos Canetti. Los Celos Transitando por los textos de Elías Canetti (1), me he encontrado con el siguiente párrafo referido a los celos y… algo más: “Sin embargo,
Escribir la autobiografí... Escribir la autobiografía Escribir la autobiografía, vivir para contarla,1no es un modo de materializar algo previamente existente como recuerdo sino construir una nueva subjetividad por medio de
La Catexia Lo que Freud llamó catexia queda perfectamente ilustrado en el siguiente párrafo de Vasili Grossman: Para un enfermo crónico, en la ciudad sólo existen las farmacias y
Todo fluye Todo fluye Vasili Grossman Todo Fluye (Barcelona) 2007 Sí, sí, sí, en el momento del triunfo más completo de la inhumanidad se ha hecho evidente que todo