Lo que entiendo por soberanía

Lo que entiendo por soberanía

El texto propuesto sobre el cual trabajaremos hoy es:

Lo que entiendo por soberanía. Georges Bataille. Ediciones Paidós. I.C.E. de la Universidad Autónoma de Barcelona. Barcelona-Buenos Aires-México.

Traducción de Pilar Sánchez Orozco y Antonio Campillo. Barcelona, 1996.

Anotaciones previas, realizadas por mí, con párrafos tomados literalmente del texto de Bataille:

Defino la soberanía sin mezcla: el reino milagroso del no saber. (Pág. 68)

El arte es siempre la respuesta de la esperanza suprema de lo inesperado, de un milagro: por eso la medida del arte es el genio, mientras que el talento remite a los medios racionales, explicables, y cuyo resultado nunca tiene nada de inesperado. (Pág.72)

Por eso de una manera fundamental, vivir soberanamente es escapar, si no de la muerte, al menos de la angustia de la muerte. No es que morir sea odioso-pero vivir servilmente es odioso. (Pág. 83)

El hombre soberano vive y muere de la misma manera que el animal. Pero sin embargo es un hombre. (Pág. 83)

En efecto la subordinación está siempre sometida a la necesidad, la subordinación está siempre en el fondo de la pretendida necesidad de evitar la muerte. (Pág. 85)

Anotaciones en el encuentro de grupo:

El psicoanálisis como lo que se puede situar en el terreno de la ficción-es decir, de lo que se lee y de lo que se escribe-.

El psicoanalista está, o debe estar, en la posición de prescindir de la soberanía del objeto exterior, Recuperar la soberanía del propio sujeto.

Se trata de entonces, de restablecer el momento en el que nada importa salvo el momento presente. Proporcionando el momento soberano en el que se dispone del mundo.

Lo que propone un psicoanalista para despegar del sufrimiento, es el momento fascinante milagroso, donde se logra decir lo verdadero, lo que es tan necesario como el pan para poder vivir. Lo que pueda producir la efusión de la risa o de las lágrimas. Se trata en otras palabras de levantar la represión.

El psicoanálisis no propone una ciencia, sino dejarse enseñar por la acción misma. Lograr el privilegio de estar en acto, que no tiene las metas de almacenar un saber, ni para incrementar los conocimientos de la ciencia. Llegar a prescindir totalmente de la utilidad.

Proponer un espacio para que el conocimiento pueda tener lugar en el instante soberano. Lo que nos importa soberanamente es que el deseo nos permita gozar.

El instante milagroso en el que la espera se resuelve en nada.

Otros textos

Consumo de drogas Consumo de drogas Adicción. 2. Hábito de quienes se dejan dominar por el uso de alguna o algunas drogas tóxicas. RAE Droga. Fin. S. XV. Palabra internacional
Escribir la autobiografí... Escribir la autobiografía Escribir la autobiografía, vivir para contarla,1no es un modo de materializar algo previamente existente como recuerdo sino construir una nueva subjetividad por medio de
L’économie restreinte ... Je lis dans un article de Julien Coupat qui circule sur la toile2 l’analyse que lui ont inspirée les événements du 13 novembre 2015 : « La situation est
El niño y su ludión El niño y su ludión Barcelona 27 de junio de 2014 El texto propuesto para el encuentro de hoy es: El niño y su ludión. Escrito por
El crimen de las hermanas... El crimen de las hermanas Papín Barcelona 27 de febrero de 2015 El tema de esta noche gira alrededor de la servidumbre, y lo que hace que
De dónde vienen los niñ... De dónde vienen los niños “Con otro compañero, que era mi verdadero amigo, Max Schiebl, hijo de un general, íbamos los tres desde el colegio a casa
El diván He buscado, por Internet, como no, alguna cosa que hablase del diván de los psicoanalistas. No he pasado de las primeras diez entradas, pero he encontrado un
Amor, deseo, pasión Amor, deseo, pasión La condición de todo amor es la de alcanzar el objeto de amor deseado, en este caso la pasión se apacigua, se atenúa, aunque
Apuntes con Nassif Apuntes con Nassif – Ciudad de Cristal Barcelona 30 de mayo de 2014 La lectura propuesta es Ciudad de cristal, Paul Auster. La edición que yo manejo
Charla IV del 26 de febre... Introducción: 1. Dedico más especialmente el tramo de este seminario (si me puedo permitir, para nombrar estas charlas, el uso de un palabra religiosa…) a mi amigo