Fragmentos de la Vergüenza

Fragmentos de la Vergüenza

Francisco Pereña.
Ed. Síntesis. Madrid 2008

La represión tiene que ver con el síntoma, entiendo el síntoma de esa manera, como determinación particular del conflicto psíquico y moral que, aunque sea enteramente particular de cada uno, atañe al modo de relación y de separación del otro, al modo de acercarse y alejarse, al modo de presencia y ausencia corporal de los demás y respecto a los demás en su peculiar condición amorosa, sea directamente erótica o meramente afectiva o sublimada. El síntoma lo vive el sujeto como una inquietud, incluso como una vergüenza, una repetición que se refiere enteramente a él y no puede descargar en ningún otro.

Por eso es tan importante dejar sitio al relato, que le paciente cuente, que oiga finalmente sus palabras y el pasado le sirva para así separarse del presente y acudir a él, al presente, desde la memoria, es decir,  en el instante de su pérdida, en su desaparición y no en la pretensión de la protección…
La clínica psicoanalítica busca la memoria y agranda en campo de la sensibilidad, abre así la perspectiva de quien ya no sabe cómo seguir ni a donde ir. Cuando alguien, agobiado por la angustia de la culpa superyoica, por la necesidad de castigo y de reparación, y por la consiguiente y discordante agresividad, o por un sentimiento personal de irrealidad, se interroga sobre su vida, se abre quizá la posibilidad de enterarse y de agrandar su sensibilidad.

Toda torpeza en el supuesto bien hacer, todo desvío del hacer adecuado al orden, todo revés del contento, toda desidia del entusiasmo, cualquier deserción y no digamos toda alocada confrontación con el orden establecido, sea o no delirante, cualquiera de estas manifestaciones de la desajustada subjetividad quedan establecidas y decretadas como daño natural, y, por tanto, condenadas y negadas como síntomas del sujeto.

 

Francisco Pereña: “Fragmentos de la vergüenza”, Ed. Síntesis. Madrid 2008 Págs. 75, 76.

Otros textos

El sadismo El sadismo un modo de andar por casa Fernando Reyes Espacio Psicoanalítico (Pamplona) Esquema Introducción El sadismo, su definición y referentes teóricos El título sugiere una cotidianidad
Pérdida Pérdida (Duelo y Melancolía) El dolor de la pérdida es indefinible, solo puede decirse que cuando se pierde algo que importa, el ser amado por ejemplo, acaece
Charla IV del 26 de febre... Introducción: 1. Dedico más especialmente el tramo de este seminario (si me puedo permitir, para nombrar estas charlas, el uso de un palabra religiosa…) a mi amigo
Gobernar Fernando Reyes Espacio Psicoanalítico (Pamplona) Abril 2007 RAE Gobernar. (Del lat. Gubernare) 1. tr. Mandar con autoridad o regir algo. U. t. c. intr. 2. tr. Dirigir
Las desaveniencias conyug... Las desaveniencias conyugales y la metáfora paterna Con el nombre de metáfora paterna, Lacan quiso referirse a la intervención del padre al respecto de la separación simbólica
Charla III del 27 de Ener... (El castellano de esta versión estuvo revisado por mi amigo Néstor Braunstein que agradezco) Introducción 1. Al final de mi primera charla de octubre, he intentado dibujar
Padres e hijos El desamparo es el estado de dependencia del lactante, que condiciona, seg ún Freud, la omnipotencia de la madre, y el valor particular de la experiencia originaria
Instrucciones para enseñ... Instrucciones para enseñar a un niño a leer Gustavo Martín Garzo Conviene empezar cuanto antes, a ser posible en la habitación misma de la clínica de maternidad,
Teoría de la religión Teoría de la religión Barcelona 27 de marzo de 2015 La lectura propuesta para el encuentro de hoy es: Teoría de la religión. Georges Bataille. Ediciones Taurus.
El Síntoma. Parte 2 El Síntoma. Parte 2 Freud tuvo la suerte de partir del síntoma, y por lo tanto de lo que no anda. No se trataba para él de